9 sept. 2009

Tomando prestadas los diseños de la Madre Naturaleza, un equipo de investigación del MIT ha construido una escuela de robo-peces nadadores que rastrean mientras se deslizan por el agua con tanta gracia como los verdaderos animales marinos, aunque no tan veloces.

Los ingenieros mecánicos Kamal Youcef-Toumi y Pablo Valdivia Y Alvarado han diseñado el liso pez robótico para más poder maniobrar fácilmente en aquellas áreas donde los autónomos vehículos submarinos tradicionales no pueden ir. Las flotas de los nuevos robots podrían ser usadas para inspeccionar estructuras sumergidas como los barcos y tubos de aceite y de gas; puertos de patrulla, lagos y ríos; y podrían ayudar a detectar agentes contaminadores ambientales.

Sería ideal como un dispositivo sensorial a largo plazo y una unidad de exploración. Varios de estos podrían ser desplegados, e incluso si sólo un pequeño porcentaje regresara no habría una terrible pérdida de capitales debido a su bajo costo
dice Valdivia Y Alvarado, un reciente receptor del PhD de la MIT en ingeniería mecánica.

En los primeros prototipos la mayor parte del movimiento ocurre en la cola; las versiones posteriores, de ocho pulgadas de largo, nadan como el atún, que es apto para altas velocidades y mayores distancias dado que el movimiento está concentrado en la cola y en la región de pedúnculo (donde la cola se adjunta al cuerpo), logrando una amplitud de movimientos al contraer sus músculos a ambos lados de su cuerpo.

Cuenta con menos de un pie de largo, es impulsado por un único motor y son realizados con menos de 10 componentes individuales. El motor, colocado en la sección media del pez robot, inicia una onda que viaja a lo largo del flexible cuerpo del pez, propulsándolo hacia delante. Los cuerpos del robo-pez son continuos (por ej. no están divididos en segmentos diferentes), flexibles y hechos de polímeros suaves. Son más duraderos que los viejos modelos ya que gracias a sus cuerpos sin costuras, no hay ninguna posibilidad de daño por filtración de agua.

Con estos polímeros, uno puede especificar la rigidez en secciones diferentes, más que construir un robot con secciones discretas. Esta filosofía puede ser usada para más que sólo peces (por ejemplo, en miembros robóticos prostéticos)
dice Youcef-Toumi.

Los investigadores planifican impulsar los robots con una pequeña batería interna, ampliar su investigación a una más compleja locomoción y probar algún nuevo prototipo de salamandras robóticas y rayas manta.

El pez fue una prueba de concepto de uso, pero esperamos aplicar esta idea a otras formas de locomoción, entonces la metodología será útil para la
investigación de robótica móvil - la tierra, el aire y debajo del agua -
dijo Valdivia Y Alvarado.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Map-a-Palooza

 
Eres el Geek Nº

Map IP Address
Powered by
IP2Location.com